Sobre Piratas


Vamos con un poquito de historia, acerca de que dicen que se decía en su época Sobre los Piratas!! ... decía un diplomático estadounidense, allá por 1870 ( más o menos ) algo así como que no existe nada tan desesperantemente monótono como el mar y que por eso ahora ya no le asombraba la crueldad de LOS PIRATAS...en fin, no se si nos pasará a nosotros solamente, pero este pensamiento suena terrorífico ¿verdad?


Aunque la mayoría de los seres humanos maneja sus negocios dentro de la legalidad, siempre habrá miembros de la sociedad que tomen un camino distinto, por ello, desde que el hombre utiliza barcos para transportar a personas y mercancías por mar, existe la piratería como actividad que acosa y perjudica la vida marítima.

La piratería, en su forma más simple, consiste en el robo y el saqueo en alta mar. Quiénes cometen este acto delictivo han recibido diferentes nombres a lo largo de los siglos: pechelingue, filibustero, raquero, corsario, bucanero, pirata.



Todos estos conceptos se distinguen entre sí por sutilezas que sin embargo, resultan inapreciables para el marinero privado de barco y degollado.  



Ha habido épocas en que la piratería ha adquirido cierto tinte de legitimidad, cuando piratas y gobiernos se alia van a la par contra un enemigo común y se lanzaban en pos de un beneficio que colma se sus metas egoístas. Pero lo largo de casi toda su historia, la piratería ha sido condenada como un acto despreciable a los ojos de Dios y de las leyes en vigor en cada tiempo.



Los propios piratas ( con frecuencia hombres jóvenes y audaces nacidos para vivir en el mar y ansiosos dónde obtener allí sus beneficios a expensas de otros ) ocupan un lugar especial en nuestra imaginación.
Son, en efecto, criaturas tremendamente fascinantes. Sin duda fueron delincuentes brutales y violentos, egoístas sin escrúpulos y en decadencia moral, ello no obstante, para el ojo moderno no carecen de rasgos que lo redimen.
En algunos momentos hacían alarde de un gran valor físico, de lealtad, de cierto espíritu emprendedor y de un inconfundible sentido del igualitarismo, muy avanzado para su época.


Algunos "comentaristas" de su época algo burlones los describieron, si no como parangones de la virtud, si en términos no inferiores a los aplicables a los nobles tocados con pelucas: hombres corruptibles que manejaban en su propio beneficio los imperios comerciales y los despachos de la corona. Y en comparación, un bucanero con empuje, que asumía los riesgos de luchar para obtener parte del botín, parecía casi un héroe!!



La audacia de los bucaneros en el ataque, la paciencia con la que soportan todo tipo de esfuerzos y penalidades, su perseverancia aún frente a los más terribles de veces y su valor indómito suscitan nuestra admiración tus.S podríamos llamar los héroes, si la Virtud no fuese indispensable para el auténtico heroísmo.



No hay duda de que Los Piratas sabían cómo vivir :

...al día!!.  



Un pirata despilfarrado alegremente la parte que le correspondía de los pequeños botines, bebiendo y jugando sin medida. Y cantaba y juraba profusamente, asumir riesgos personales y se burlaba de la sociedad convencional. Atrae el rebelde que hay en nosotros, a nuestro deseo latente de saltarnos los niños obstáculos de la vida cotidiana y practicar el carpe diem - casi a la letra, apresurando el día - en nuestro provecho y sin inquietarnos por las consecuencias.

Los piratas se divertían de un modo desconcertante y singularísimo.




No tenían tiempo de obligar a sus cautivos a pasear por ninguna tabla. Saltaban a bordo y desplegaban una violencia extrema contra cualquier tripulación que no se sometiera nada más ver la bandera pirata, rajando a marinos y lanzando los cuerpos por la borda.

Y lamentablemente para los asaltantes (:-), el botín habitual no solía ser importante, esto es, barcos cargadísimos de tesoros que, con suerte, podían llegar a encontrar una vez a lo largo de toda su carrera, si no mercantes menores embarcaciones costeras tripuladas por menos de 20 hombres y armados con un puñado de cañones de pequeño calibre.



Todo eso que siempre nos han contado como típico; por tanto no era lo de las grandes riquezas de las indias, sino sobre todo el avituallamiento común, junto con unos pocos barriles de mercancías, quizá algo de tabaco, arroz, algodón y cualquier otro elemento útil que pudieran encontrar en un barco, como por ejemplo anclas y velas

Las víctimas de los piratas no sentían ningun aprecio por ellos, ¡ con toda la razón! . Podían acabar destripados, incinerados junto con su barco, colgados de las jarcias y lanzados a cubierta "por diversión" mutilados; las mujeres podrían sufrir violaciones, y la carga terminaba vertida al mar por simple diversión.

Toda la empresa pirata en su conjunto dependía de recurrir, o amenazar con recurrir, a una fuerza desmedida  

Los piratas provenían de todos los rincones del mundo marítimo. Hubo muchos ingleses, galeses, escoceses, irlandeses, americanos de las colonias y caribeños, franceses, holandeses, pero en sus filas a día también esclavos negros apresados y refugiados españoles renegados y otros muchos.

También disponemos de famosos relatos que hablen de mujeres en la piratería, que al parecer se mostrarán más entusiastas y hábiles con un alfanje que sus desconcertados semejantes masculinos.


Por otra parte, varios autores han recreado a los bucaneros como socialistas utópicos y otros estereotipos modernos. Probablemente, que la sociedad no era del todo igual al esquema propuesto por algunos historiadores revisionistas;  el racismo y los prejuicios estuvieron presentes en la  mentalidad de los piratas cómo lo estaba en otros ojos de la sociedad de su época, aunque no hay razones para pensar que tuviera más peso en el mundo de los piratas que en cualquier otro.

Pero....¿ Porque convertirse en pirata ?




Habitualmente la decisión obedece a varias razones. Muchos "reclutas" de la piratería simplemente, no habían tenido más elección: pero para ser apresados en el mar, se veían obligados ha aceptar los estatutos piratas o, si no, se enfrentaban ha ser abandonados en una isla desierta o parecer una muerte inmediata. Hubo quienes jamás aceptaron su nuevo oficio intentaron escapar, en la mayoría de las ocasiones sin éxito.
Algunos cautivos, por otro lado, ingresaron en la piratería como si hubiera sido su profesión de toda la vida, mas o menos como nuestro querido Capitán Jack Sparrow y disfrutaban con ella. Para otros, sus circunstancias personales alentaban la idea de que una vida de pirata le podría ofrecer oportunidades que de otro modo nunca están a su alcance.



Cambiando de rumbo...el empleo masivo de los marineros, que se daba de forma periódica ya fuera en épocas de declive del comercio o en tiempos de relativa paz, guarda relación con el repentino aumento en el número de aventureros piratas...

Por el azar de la vida, los barcos piratas y sus capitanes podían, aunque muy de vez en cuando, hacerse con una fortuna enorme de repente.
tesoro-pirata

El trabajo diario era muy inferior al de la marinería tradicional. Todos los hombres participaron en la toma de decisiones sobre el barco:  por dónde navegar o a quien nombrar capitán, por ejemplo. Los piratas y bucaneros cumplían su propio código de honor y de comportamiento con gran diligencia; quién decidía saltarse los estatutos del grupo era considerado como un traidor inexcusable.

Entonces aquí podemos observar en los piratas una predilección por la vida social en forma de cooperativa; marginados de la sociedad normal, solo podían confiar en ese sistema para evitar que sus bandas de ladrones, asesinos y sadicos cayesen en una anarquía vulnerable infructuosa. Así pues, la razón principal de atenerse sus propios códigos de conducta no íba mas allá del interés personal a fin de cuentas, aumentaba la probabilidad de hacer su agosto con un rico botín.

logo-tiendapirata

No solo se les permitía beber, sino que incluso se les animaba a ello. Podían llevar consigo mascotas exóticas. No se les exigía tratar a las mujeres con cortesía, si no lo deseaban. Y la vida de pirata y estaba vinculada a una especie de honor perverso. Aquellos hombres no obedecían a la utilidad normal. En  la mayor medida en la que ha sido nunca posible, eran los dueños de su propio destino. Sin embargo, ese destino los llevaba, la más de las veces, aún cadalso, con una soga alrededor del cuello, ya fuera en los lugares de ejecución de las colonias o en el mismo muelle de las ejecuciones de Wapping, en la orilla norte del Támesis en Londres.
barco-pirata

El Támesis era el alma de Londres; atestado de barcos de todo el mundo, era puerto de marineros de todo tipo. Muchos piratas empezaron su carrera en londres. Cualquier barco que navega sedes del Mar del Norte para completar la ruta comercial hasta la ciudad pasaría por Tilbury, Greenwich, Bristol, Wooking y otras poblaciones intermedias.

Y sus hombres no podían dejar de ver, colgados en jaulas y metiéndose con la brisa o chapoteando en las aguas enlodadas durante la marea alta, los cadáveres alquitranados los ajusticiados por haber cometido los delitos de piratería, robo o asesinato en cualquier puerto, río, arroyo, cala o cualquier otro lugar en el cual el Lord almirante tuviera jurisdicción.
Los piratas muertos, exhibidos como trofeos del Estado para advertir a otros marineros de que no cayeran en la piratería, nada permanece colgados sádicamente durante meses


La gran época de la piratería termino como consecuencia de una campaña muy efectiva llevada a termino por patrullas navales europeas que tomaban las medidas contra los piratas en el mar, al mismo tiempo los barcos piratas tenían vetado, cada vez con más frecuencia, el acceso a un mayor número de puertos.


Desperdigados y escondidos y sus guaridas ante las nenas a que suponía los poderosos de la marina, cada vez eran más los piratas que caían pasar a las autoridades. La época de los piratas concluyó con ejecuciones masivas en las rocas. Este período fue el que más premio en la imaginación de los escritores, los cineastas y los guionistas...


Como se cuenta que dijo Barbanegra Roberts; el más afortunado de todos los piratas de la edad dorada:

" nuestra vida es corta...PERO FELIZ!! "

.


Decoración Pirata en Tienda Pirata SPARROW


tienda pirata sparrow calavera